Desdén impar con un toque inadvertido

La inspiración parece traicionar a todo despistado, perdido entre líneas de ideas tan rápidas que llegan a esfumarse tal como vinieron… con los patines puestos. Por la tarde llegué a pensar en el aburrimiento causado por el encierro aún teniendo a cuestas una serie de quehaceres pospuestos.

De entre todos esos pensamientos uno provocaba mi despabilamiento, la sombra de tus pestañas en cada parpadeo; y es que fue preciso encontrar el material en el archivo de recuerdos, uno de esos que se puede creer perdido… como una ballena sin su sonar. Extrañar no es lo extraño, lo raro es la frecuencia con que llegan las ideas para formular excusas para escribir.

Ambigüedades del naufragio ideático llenando un costal de sal que se va regando por el camino. Acompasar más de cinco palabras es todo un desafío al explicar el movimiento neuronal que produce la redacción. Además que la historia misma llega a delatar las intenciones; expandir el repertorio y las recreaciones, representaciones entre cada grafía que llegan a contar algo… luego se suman fojas, goma, restar sobrantes y etc.

Cada palabra es un testimonio de todo aquello que se vierte por la suma de unos cuantos huesos, para no olvidar, no aislar, no remediar; encontrar las sensaciones producidas por palabras… me lleva el silencio y eso que sigo escribiendo.

Amazonas resiste

La Amazonía, Ecuador, Puesta De Sol, Azul, Selva

Hay un caminante golpeando la puerta y dentro de casa hay luz, se nota detrás de las ventanas alguien que abriga sus pies para no alejarse del calor de sus raíces. Existen cuatro elementos en el mundo, también una infinidad de sustancias para el cerebro y los humanos solo concebimos pensamientos que llegan adentro, buscando calor, calor entre cada pensamiento.

Caminan las rutas estáticas como el viento que jalaba la locura de Cervantes, empujando los signos que construyen lo etario. Dinámicos pensamientos de lo implícito; como el primer calor que recibiera esta especie, la más equivocada al creer que posee capacidad de razonar detrás de lógicas de extinción voluntaria.

Existe algo que transita sobre las calles escupiendo lógicas arbitrarias con el auspicio de los medios de comunicación, semiopraxis ejecutada entre cada discurso con propósitos de control. Desde la resilencia intercultural los hijos de la Yacumama protegen sus ancestros, aunque llegara un hombre crucificado, asesinado por la barbaridad creada por su mismo dogma, aunque llegaran los mineros, extractivistas y gente con pretensiones de dogmatizar.

¡Amazonas resiste!

Cúmulos de carne intentando ser uno mismo

Mantengo aún aquel desastre
tal cual, como lo dejaste.
Mantengo de ti la exquisitez
de tus curvas provenientes,
camino hasta donde llega el poniente.

Mantengo aún ese beso falaz
de aquel momento inconsciente
a tu lado, mantengo de ti
un ínfimo pensamiento.
Un pensamiento para no olvidarte.

Así como también
mantengo de ti
aquella taciturna noche de embriaguez.

Extraños

Imagen tomada de Wikimedia

Si pienso en ti
rompo el espacio y tiempo.
Porque extrañarte
es recurso de quererte,
condenando la distancia.

Pensarte es llegar
al éxtasis del mar.

Eres mujer
mientras estrujo el color del cielo.
Es cierto que te extraño
y me basta saber que me vives
supliendo este extrañarte.

A medias recorriendo de ti
surcos inmediatos.
Ojos tristes, carmesí
sonriendo a la luna.
Te voy sintiendo.

A medias, murmullo apagado
Carne escondida.
Mitad de todo.

Se torna algo escueto
cabellos sobre almohadas.

Te presentas ipso facto
como sustancia atómica

Voz, grito, llanto, ahogo
estalla el mar.
Cantar y musitar…
observar.
Dejarte caminar.

De todo, una nada
morder, gritar
otra vez.

Apuntes Libres

Cascaron de insecto
Flickr: José López G.

Porque cuando la vida está rota y descosida merece la pena vivirla,
vivir sin preguntarse de dónde viene tanta realidad no sería estar vivo.

El crispar del fuego calcinando los pulmones con alquitrán y otros cerca de 500 elementos
muerte súbita,
Apuntes al cuaderno.

Nadie puede ser feliz sin participar en la felicidad pública.

A renglón seguido, admito mi desventaja, dicen que 30 páginas de texto hacen un minuto
¿cuánto texto acumularé para cuando concluya el evento?

Sin percibirlo, el ritmo de las grafías va cambiando
las cavilaciones han vuelto, quiméricas
una sobre otra se transforma.
¡NO!
En todo caso ¡florece!

Dicotomía

También aprendí a extrañarte en silencios,
degustar los cauces de tus labios
el perfume de tus besos.
Viajar de tu mano sin sosiego.

Tocar el nirvana de tus gozos
visitar el infierno.
Inconforme con el ahora
Desahogarme, llenarme de caprichos,
besarte entre sueños.

Puedo bromear con el azar preguntando
qué sería del ayer sino ser nuestro.
Me enamoré de tus estrías,
tu cuerpo lleno de pliegos imperfectos.
Mujer que se añeja en la retina de mis versos
tinta carbonizada de tu nombre.

Juego a descifrar lo inventado contigo.
Proclamándote libre, un divertimento.
¡Ve!, estrella contra la moral de tus padres.
Y es que vivir con certezas aburre
la monotonía, la muerte.
Un fractal aprendido tras tu pensamiento.

Pirotecnia muda y silencio pirotécnico

Juegos pirotécnicos

El cielo urbano tarda dos horas más en tiempos de alumbramiento navideño. La combustión vehicular se concentra durante las horas pico que más o menos incrementa unos 4 grados de temperatura solo en la zona afectada. Tenemos las mejoras fiestas, además las peores calles y carreteras… con puteadas venteadas cada cuatro esquinas. Contamos con diversidad cultural pero existen solo unos cuantos, también debemos sumar el descuento a la inversión en educación y restar la utilidad propagandística de cada “Gobierno Autónomo”. No hay porque alterarse si al final el discurso se lo han robado a un político en pre campaña, siempre con el aporte de los impuestos que, siempre están a mano y libre uso si eres buen estratega maquillando. Personaje y persona, la política y lo políticamente correcto; siempre descontaminados de lo que viene a imponerse como bueno. Heredamos un país construido virtualmente con dinero y perdiendo su riqueza natural, nos traen progreso disimulado en regalos como un caramelito navideño que enseñan a recibir de buena manera, después el plástico fue parte de la mesa y los gastos de una vida sintética al alcance de todos. Tenemos invasores con terno y otros con uniforme. Hasta la actualidad vivimos con mecheros, desde los pequeñitos que usan los adictos para calentar la cuchara y también los de gran escala que usan los adictos al dinero petrolero. Nos llega lo mejor; trajeron silencio pirotécnico, no tenemos resaca política porque estuvo buena la fiesta.

Duda

Bahia, Barcos, Pesca, Despejado, Verano, Calor, Uruguay

Los días son el brazo justiciero
burda burla del entendimiento.
La verdad es caminar a tientas
no claudicar el esfuerzo.

Un golpe directo.

Insufrible sentimiento
hiel en los huesos, caramelo.
Sustituyendo los desvelos
apareces en el teatro del sueño.

Insomne, ausente
a veces sin aliento.
Homicida entre elementos.

¿Cómo serán los días sin mí?
Cuestionar el paso del tiempo
medida híbrida que determina cuan viejo.

¿Qué hacer para estar cuerdo?
Martillar las sienes, tronar los huesos.
La duda y yo embalsamos los besos.