Para los espacios sin tiempo

documental, blanco y negro, nikon, biblioteca, personas, leer, el ...

El cuarto es un desastre ordenado,
mientras escribo sobre cualquier papel reciclado
las aves cruzan con prisa tras el anuncio de la lluvia.
Creyendo que los vitrales refuerzan su tolerancia
el pensamiento de aquellas gotas que perforan piedras.

Tengo además un tarro de utilería por si surge una idea impuntual
escribo sobre aquel desorden en tu biblioteca

Los frascos de la cocina se mantienen a medias
a sabiendas que los granos secos también se apolillan.
Sobre el velador (que ahora juega de estantería libertaria)
tengo un espacio para quemar un poco de leño
tributos ajenos que realizamos como algo nuestro.

Es jueves y me parece bien
pocos automotores en las calles, los libros se mueven
se apuntalan en un viaje, unas cuantas líneas de despedida
concurro a textos que son turistas incesantes, viajeros de pensamientos.
Tiempo que se fragmenta retomando lo descrito
¿existe una mirada tras una ventana?

Lago Agrio: entre la pluriculturalidad, precariedad y lo nuestro

Peligro - Lago Agrio
Reinyección de residuos líquidos bajo tierra. Foto: Julien Gomba

Cuando pensamos en la identidad de un pueblo amazónico sin duda se cuestiona la infinidad de construcciones que llegan a la mente, un poco a lo antaño, sobre el tiempo de los primeros habitantes de esta región que tras la conquista de territorios dejaron huellas para el ahora que pierde ese origen entre lo comúnmente conocido y lo urbano. Actualmente la provincia se proclama como “tierra de colores” cuando en las calles encontramos poco del contexto sobre esta convivencia que ha mutado tantos lemas como gobiernos. Otra realidad se observa en la amazonia desde que pasó a constituir el refugio de capitales continuando con el pago de tributos.

Detrás de bastidores existe una gama cultural que integra la historia entre mitos, leyendas e interpretaciones coexisten pueblos como los Jíbaros, montubios, Siekopai, manabas, gente que llegó y sigue llegando desde Loja, antecesores de esta tierra Siona, Shuar, Cofán -una miscelánea de identidades- Kichwa, colonizadores, migrantes, gente que nació y se fue para retornar, entre otros tantos que formamos el presente.

En 2.004 Patricio Benalcazar Alarcón publicó un informe titulado “El Refugio en el Ecuador” donde además de visibilizar los cambios geoculturales se presenta el análisis profundo sobre la construcción del imaginario social en la provincia, generado por el movimiento migratorio que sin duda acompaña a esta provincia desde el origen de la especie humana. Dentro del documento se describe la participación de los medios de comunicación parar la construcción de identidad colectiva que llega a contrastar lo señalado por Benalcazar “La modificación social no sólo se da en la forma de asimilación del conocimiento o la información, sino que además se ha convertido en la primera forma de apropiación del mundo que hace de la niñez «un nuevo tipo de ser humano»” (pg. 193).

Recordando además que a los ecuatorianos somos un componente único en el planeta: aquella convergencia de territorios y nacionalidades, la fraternidad como pueblo, lo propio e irrepetible, entre constelaciones y culturas observadas en el mismo planeta que habitaron los abuelos de este mundo que desde siempre olvidó la pureza de “especie”. El río amazonas se presenta ante los desconocidos en 1.541 cuando desde Quito el viaje inicia atravesando las alturas del Guamaní descendiendo hasta la tierra de los Quijos y posiblemente navegando por el río Aguarico o Payamino, quizá por el río Coca; mientras, la ambición de los viajeros se apagaba al no encontrar los templos construidos con oro, cuajos de diamantes… las misteriosas tierras El Dorado y La Canela.

Para 1.604 se posesionan las primeras comunidades jesuitas en territorios Cofánes y Sucumbíos fundando comunidades cristianas en San Pedro de los Cofánes, luego Santa María y posteriormente Santa Cruz; el espíritu inquisitivo del jesuita Rafael Ferrer no se quedó conforme con lo ganado, mientras iba evangelizando los asentamientos en las riveras del Aguarico y Napo la Real Audiencia de Quito designa como gobernador de Sucumbíos a quien se conoció como Alonso de Rojas que acompañado de un contingente de soldados llegó a imponer la voluntad de la corona y el trabajo a los indígenas para conseguir pepas de oro en los ríos de la zona.

Pasaba lista a los días el calendario. La memoria del progreso presenta el boom cacaotero, cafetero, de la canela y el caucho que representaban el sustento para el manejo de este país; entre 1928 y 1957 Ecuador ingresa al mercado de explotación del oro negro principalmente por la empresa Texaco (ahora Chevron).

Para 1.941 cruzaba en la mente del Sr. Jorge Añazco, considerado personaje histórico para la construcción del ahora Lago Agrio, la historia de conquista culminó y se creaba un nuevo presente para aquel entonces. Las fuerzas armadas del ejército ecuatoriano acudían a locaciones como Putumayo, La Bonita, Puerto Asís entre otras locaciones que vivieron en zozobra promulgando el desplazamiento constante de los pueblos debido al conflicto entre países para definir sus fronteras.

Lago Agrio despierta el interés del crecimiento poblacional en 1.967 junto a los primeros pozos petroleros a cargo del consorcio Texaco – Gulf llamando al primer pozo de perforación operativo “Lago Agrio 1”, hoy declarado como un pozo seco. En la convivencia de los recuerdos tengo presente aquello que escuchaba durante la infancia, crecía pensando en las historias sobre el nombre de la ciudad creyendo que era real aquello comentado por los viejos, en su origen esta provincia prodigiosa estaba inundada y llena de limones que hacían tan agria el agua dejando bautizado este territorio como Lago Agrio, hoy el mito cae junto al contraste histórico.

La participación de los medios de comunicación para la construcción del imaginario social se asocia con formas de informarse desde y para la población. Aquí se debe considerar la situación y el acceso a la información que manejan las nacionalidades o comunidades que conforman este rincón ecuatoriano casi olvidado.

Diversidad cultural y diversidad de origen tienen un punto de sinergia entre esta zona urbana resultado –una vez más– del movimiento migratorio; las formas de inserción en la sociedad local ha sido receptora de nativos, mujeres cabezas de familia, campesinos, pequeños grupos de emprendedores… que al integrarse no pasan de una cultura a otra sino que llegan a generar nuevos procesos de intercambio de información.

La humanidad creó los medios de comunicación para aproximar la interacción y desarrollo social, surge una nueva incógnita sobre la participación mediática que ante la “administración” de la información pueden manejar el imaginario colectivo, entonces ¿qué ideologías siguen los periodistas y medios de comunicación local? Tras la publicación de la Ley de Comunicación (2013) los medios de comunicación deben acogerse a la política principal de informar correctamente, educar, entretener, movilizar y controlar; destacando la importancia de no insertar maliciosamente en el cambio de actitudes y comportamientos del consumidor de informativos.

Memoria política de 1978, discurso del ex presidente Jaime Roldós Aguilera. Ecuavisa: Visión 360

Nacer, crecer, reproducirse y morir; los procesos de ciclo familiar mutan en cada locación mientras el mandamiento biológico se adapta. Los principios y métodos de modificación del comportamiento han sido el foco de investigación para los mass media que hoy propagan con facilidad el acceso a contenidos, especialmente la multiplataforma: Internet, de la misma forma en que la información es desviada, los recursos económicos parecen tomar atajos que resultaron ser más largos durante un proceso electoral ejecutado entre cada periodo, la selección a dedo de quienes orquestarán la extracción de los cerca 550.000 barriles diarios que aportan al “desarrollo” nacional entre la provincia Orellana y Sucumbíos, o las minas aprobadas para sacrificar las venas que alimentan a los habitantes y pueblos que residen en esta provincia.

El 22 de septiembre de 2019 publica EFE una nota que señala a Lago Agrio como un paraíso que vive en la pobreza mientras Abraham Freire, actual alcalde, afirma la situación acarreada durante los 42 años de incertidumbre entre la población que crece, crecía y se ha quedado en “la segunda provincia más pobre” (A. Freire, versión tomada de EFE). Entre el barro y la riqueza natural otorgada a la gente que habita esta tierra, algunos de los medios de comunicación local han proliferado la desinformación acogiéndose a la participación política desde la mansedumbre generada por el apego al capital, el linchamiento político entre dirigentes, el silencio programado a nivel nacional y otros detalles que parecen nimios ante la población que busca sobrevivir en este edén amazónico; la falta profesional es comprensible, entre tanto, quien ha fallado se apaga ante lo humano.

Tras un largo distanciamiento con el origen de mi ser, hoy lo que veo constituye la promesa lejana de la libertad buscada por los primeros habitantes del Ecuador que fueron doblegados por la corona y la iglesia. Entre las redacciones acogidas encontraba y encuentro con frecuencia antecedentes de familias originarias que se internaban a la selva, quizás a consecuencia de la conquista y exterminación de la memoria oral de pueblos tras la llegada de los primeros evangelizadores. Sin embargo la capacidad de adaptación de estos pueblos no ha mermado; aunque algunas poblaciones prefieren el aislamiento de lo “moderno” no alcanzaríamos a conocer sus razones.

A pesar de ser insuficiente el espacio de una redacción para abordar el trayecto histórico de “la quinta provincia amazónica” se debe realizar nuevos planteamientos capaces de abordar el objetivo del desarrollo social ¿creamos una tierra de colores o creemos en palabras bonitas para dirigir colectivos?

Lago Agrio, tierra de colores. Para finales de 2019 los gobiernos preparaban el contingente de informaciones a publicar mientras en otro extremo del mundo se cocinaba lo que hoy mantiene en aislamiento parcial al país. Los medios de comunicación desatan los noticieros con medidas para confrontar los hechos que hacen verdadero a un país y se va minimizando aquello con lo que convivimos, los 447 mecheros georeferenciados en las provincias Sucumbíos y Orellana, la minería ilegal sin importar leyes o restricciones, incluso se vive la imposición religiosa que aún se practica en varias provincias de la región amazónica y porque no mencionarlo también, en uno que otro hogar donde el credo es mejor que la convivencia en armonía y libertad de pensamiento.

El tramado narrativo no termina en los hechos sino que busca proyectarse a la interpretación del ahora entre lo turbio de la información emitida por funcionarios públicos y la orquesta entre los medios de comunicación local para reafirmar u oponerse a versiones “oficiales” sin cuestionar o contextualizar sus contenidos. Solo donde la cobardía prolifera la corrupción se siente en su hogar.

La situación actual tras la declaración de estado de emergencia sanitaria el 11 de marzo y la instauración del estado de excepción desde el 17 de marzo llega a demostrar la falta de operatividad entre instituciones de gobierno nacional, mientras la presidencia dispone caldo los ministros administran asado, en los GAD consiguen seco y así mismo desde el gobierno se recortan presupuestos de lo que construye progreso para auspiciar el reforzamiento de las fuerzas armadas para “resguardar la seguridad” del país.

El crecimiento poblacional presenta un llamado desde las minorías que claman por atención prioritaria, Lago Agrio continúa debatiéndose entre la opinión ciudadana siendo presentada por los medios de comunicación como un centro de violencia, trata de personas y otros informativos que buscan fomentar una falsa realidad programada para silenciar la extinción de los pueblos originarios obligados a convivir con minería, deforestación, asentamientos producto de la colonización… Sin embargo la resistencia existe y gana espacios en medio de un territorio conquistado a punta de garrote, plomo y religión.


Referencias:
Añazco, J.A. (2000). Sucumbíos, quinta provincia amazónica. Quito, Ecuador: Producción Gráfica.

Memoria: Saberes ancestrales de las nacionalidades y pueblo afroecuatoriano de Sucumbíos, participantes de la investigación: Armando Alvarado, Miguel Sanda, Ricardo Tapuy (nacionalidad Kichwa), Armando Yumbo (nacionalidad A’i Cofán), Hugo Payaguaje (Nacionalidad Seikopai), Juan Taánt (nacionalidad Shuar), Genis Mera, Narcisa Vera (pueblo afroecuatoriano). Investigación y sistematización de textos Juan Carlos Franco, Consultor Unesco.

Huesos

Se golpean, gotas y hojas.
Harán lo suyo sobre la memoria.
Las hojas se despiertan con el arrullo,
a veces al mismo tiempo
El tímpano permeado de la lluvia en marcha

Sin miedo, como presas escondidas
las letras fluyen
templando el viento.

Corres,
A dónde
el sitio se encoge y vas cayendo,
cae el tiempo cuando te impactas contra la tierra,
se crispa la superficie,
se ve tu huella.

Qué será del sueño.
Puede ser el frío, los cristales e incluso un desierto.
Otra vez sediento.
Sí, saliendo del agujero.
Le llamas goteo.
A qué.
A la lluvia.
Sin saber si son huesos rompiéndose contra el suelo.

Encierro

Cuando inicia el proceso no se advierte
colapsan los sistemas y cae la coherencia.
Cuando cae lo real se construye un nuevo paraíso
como el pintado por Cantuña entre ladrillos.

Cuando pienso en encierro se advierte lo común
lo aislado y primitivo de gente loando la vida entre gobiernos.
Un cuarteto humano: política, religión, capital, recursos naturales
cómo no caer en vicios mundanos para creer en lo que ven ciegos.

Cuando empieza el cautiverio rugen las tripas de camiones
confinan conocimientos que reprime el altavoz del comandante.
Cuatro, o cien ruedas pintan las calles contaminadas desde lo interno
cocinamos en crudo y nos cocinan en paila junto a otros condimentos.

Cuando siento lo paulatino de las puertas escuchando el goteo
cruel también el proceso fiestero de los casi sin sueldo.
Condolencias ante el dolor ajeno que termina siendo nuestro,
nos preparaban para hacernos los ciegos.

Desdén impar con un toque inadvertido

La inspiración parece traicionar a todo despistado, perdido entre líneas de ideas tan rápidas que llegan a esfumarse tal como vinieron… con los patines puestos. Por la tarde llegué a pensar en el aburrimiento causado por el encierro aún teniendo a cuestas una serie de quehaceres pospuestos.

De entre todos esos pensamientos uno provocaba mi despabilamiento, la sombra de tus pestañas en cada parpadeo; y es que fue preciso encontrar el material en el archivo de recuerdos, uno de esos que se puede creer perdido… como una ballena sin su sonar. Extrañar no es lo extraño, lo raro es la frecuencia con que llegan las ideas para formular excusas para escribir.

Ambigüedades del naufragio ideático llenando un costal de sal que se va regando por el camino. Acompasar más de cinco palabras es todo un desafío al explicar el movimiento neuronal que produce la redacción. Además que la historia misma llega a delatar las intenciones; expandir el repertorio y las recreaciones, representaciones entre cada grafía que llegan a contar algo… luego se suman fojas, goma, restar sobrantes y etc.

Cada palabra es un testimonio de todo aquello que se vierte por la suma de unos cuantos huesos, para no olvidar, no aislar, no remediar; encontrar las sensaciones producidas por palabras… me lleva el silencio y eso que sigo escribiendo.

Amazonas resiste

La Amazonía, Ecuador, Puesta De Sol, Azul, Selva

Hay un caminante golpeando la puerta y dentro de casa hay luz, se nota detrás de las ventanas alguien que abriga sus pies para no alejarse del calor de sus raíces. Existen cuatro elementos en el mundo, también una infinidad de sustancias para el cerebro y los humanos solo concebimos pensamientos que llegan adentro, buscando calor, calor entre cada pensamiento.

Caminan las rutas estáticas como el viento que jalaba la locura de Cervantes, empujando los signos que construyen lo etario. Dinámicos pensamientos de lo implícito; como el primer calor que recibiera esta especie, la más equivocada al creer que posee capacidad de razonar detrás de lógicas de extinción voluntaria.

Existe algo que transita sobre las calles escupiendo lógicas arbitrarias con el auspicio de los medios de comunicación, semiopraxis ejecutada entre cada discurso con propósitos de control. Desde la resilencia intercultural los hijos de la Yacumama protegen sus ancestros, aunque llegara un hombre crucificado, asesinado por la barbaridad creada por su mismo dogma, aunque llegaran los mineros, extractivistas y gente con pretensiones de dogmatizar.

¡Amazonas resiste!

Cúmulos de carne intentando ser uno mismo

Mantengo aún aquel desastre
tal cual, como lo dejaste.
Mantengo de ti la exquisitez
de tus curvas provenientes,
camino hasta donde llega el poniente.

Mantengo aún ese beso falaz
de aquel momento inconsciente
a tu lado, mantengo de ti
un ínfimo pensamiento.
Un pensamiento para no olvidarte.

Así como también
mantengo de ti
aquella taciturna noche de embriaguez.

Extraños

Imagen tomada de Wikimedia

Si pienso en ti
rompo el espacio y tiempo.
Porque extrañarte
es recurso de quererte,
condenando la distancia.

Pensarte es llegar
al éxtasis del mar.

Eres mujer
mientras estrujo el color del cielo.
Es cierto que te extraño
y me basta saber que me vives
supliendo este extrañarte.

A medias recorriendo de ti
surcos inmediatos.
Ojos tristes, carmesí
sonriendo a la luna.
Te voy sintiendo.

A medias, murmullo apagado
Carne escondida.
Mitad de todo.

Se torna algo escueto
cabellos sobre almohadas.

Te presentas ipso facto
como sustancia atómica

Voz, grito, llanto, ahogo
estalla el mar.
Cantar y musitar…
observar.
Dejarte caminar.

De todo, una nada
morder, gritar
otra vez.

Apuntes Libres

Cascaron de insecto
Flickr: José López G.

Porque cuando la vida está rota y descosida merece la pena vivirla,
vivir sin preguntarse de dónde viene tanta realidad no sería estar vivo.

El crispar del fuego calcinando los pulmones con alquitrán y otros cerca de 500 elementos
muerte súbita,
Apuntes al cuaderno.

Nadie puede ser feliz sin participar en la felicidad pública.

A renglón seguido, admito mi desventaja, dicen que 30 páginas de texto hacen un minuto
¿cuánto texto acumularé para cuando concluya el evento?

Sin percibirlo, el ritmo de las grafías va cambiando
las cavilaciones han vuelto, quiméricas
una sobre otra se transforma.
¡NO!
En todo caso ¡florece!